El mejor jardín infantil del mundo está en un estadio de Alemania

0
2

El St. Pauli es un equipo particular en el panorama mundial del fútbol profesional. El club alemán se toma muy en serio su rol social y por eso, cuando se propuso renovar su estadio hace ocho años, decidió que en uno de los rincones levantaría un edificio para albergar un jardín infantil.  

Desde 2010, la fundación Pestalozzi recibe a niños de entre 3 y 6 años en un recinto que tiene un balcón con una vista privilegiada hacia la cancha del  Millerntor-Stadion.

Los profesores pueden realizar actividades en el estadio u ocupar sus tribunas como zona de descanso, jugadores del primer equipo acuden a leer cuentos a los menores y los apoderados pueden reservar espacios en el jardín de sus hijos si quieren ver un partido.

null

null

“La responsabilidad social del club con la gente que vive en St. Pauli es muy importante para la institución, es parte de nuestro ADN”, dijo Christoph Pieper, jefe del prensa del club y apoderado de dos asistentes del jardín infantil, en declaraciones a The New York Times.

Los encargados del programa hacen énfasis en su plan educativo, pero reconocen que el fútbol es un factor importante para que las madres y padres decidan inscribir a sus hijos.

“Cuando hacemos los recorridos, tenemos padres que son fanáticos del equipo y dicen ‘Dios mío, mi hijo tiene que venir aquí’ y yo les digo ‘está bien, déjenme hablar primer sobre los que hacemos y cuál es nuestro concepto, no sólo el fútbol”, dijo Nina Greve, una de las directoras del programa.

“Esa debería ser la parte importante, ¿cierto?, pero a veces todo se trata del fútbol”, agregó.

Fuente