El secreto mejor guardado de los suecos para ser potencia laboral

0
3

Es uno de los secretos mejor guardados de la enorme productividad de las y los trabajadores de Suecia, país que es Top Ten entre los más competitivos del planeta según el Foro Económico Mundial.

Su respuesta no son más horas laborales, ni jefes más controladores, ni el “ponerse la camiseta”, sino que apostar por la calidad de vida de quienes comparten una oficina o espacio de trabajo. Y lo que es mejor aún, lo costea la empresa.

Para las y los suecos esta estrategia es casi una religión y la llaman “Fika”. Es la pausa para beber un café, un té, contar chismes, comentar algo de lo que se vio en televisión o internet, beber un té o comentar ideas para los proyectos futuros de la compañía.


 

Estudios de la Universidad de Linköping muestran que el “Fika” es fundamental en los reducidos niveles de estrés de las y los trabajadores suecos, uno de los más bajos del mundo según International Business Report.

“Es algo que pertenece a la personalidad de los suecos y las compañías. Porque, al fin y al cabo, las forman personas con sus idiosincrasias. Los suecos aman el café y las pastas y por ello parece lógico que en un sitio donde vas a pasar horas cada día tengas una breve pausa para estirar las piernas, conversar con los colegas y disfrutar de dulces, fruta o un pequeño tentempié”, explican desde VisitSweden a El País.

Un experto explica que “ese ambiente más familiar fortalece los lazos entre los compañeros, pero también los directores están presentes. La cultura empresarial en Suecia es, en general, bastante cercana y poco jerárquica” y por eso también los jefes y coordinadores se suman a estas pausas.


 

Fuente