Cancillería removió al cónsul en Mendoza por apoyar a Guillier #CooperativaEsNoticia

0
5

Cancillería informó la remoción del cónsul general de Chile en Mendoza, Juan Pino Vásquez, debido a publicaciones en Twitter que dejan ver su apoyo al senador Alejandro Guillier, candidato presidencial del PR, PS, PPD y PC.

Su salida se suma a la ocurrida con el cónsul chileno en Panamá, Cristián Jara, quien también fue removido de su cargo pero por apoyar la candidatura de Manuel José Ossandón.


Fue el propio senador independiente ex RN, que antes cuestionó la salida del cónsul en Panamá, quien se manifestó en contra de la decisión del Gobierno.

“Me parece mal, con mi reclamo jamás he querido perjudicar a ningún cónsul. Como lo dije ayer, el cónsul de Mendoza tiene todo el derecho a expresarse, como el de Panamá, lo que no pueden hacer son acciones que les prohíba la ley, cosa que no han hecho”, manifestó el precandidato presidencial de Chile Vamos.

“Esta cuestión es para tratar de empatar y no me parece, porque sobre esa base habría que sacar a todos los embajadores que lo son políticamente y a los cónsules que son militantes. Yo creo que esto es una exageración y en vez de haber retrocedido en el error que cometieron con el cónsul de Panamá, están metiendo más la pata todavía”, añadió Ossandón.

Si bien en el comunicado de Cancillería no se explica la razón de la salida de Juan Pino, sí se aclaró que en las próximas elecciones los cónsules serán los presidentes de las respectivas juntas electorales en el marco del voto de los chilenos en el exterior y además estarán a cargo de la oficina electoral.

Por ello, “dicha función debe ser ejercida brindando todas las garantías de independencia, transparencia, que un proceso electoral de este tipo amerita”.

El texto completo de Cancillería

A partir de las próximas elecciones primarias presidenciales, al Ministerio de Relaciones Exteriores –a través de la Dirección General de Asuntos Consulares y de Inmigración– le corresponde materializar el derecho a voto de los chilenos en el exterior.

En ese contexto, la Cancillería es el servicio público promotor y garante del ejercicio de la ciudadanía y de la participación democrática de los connacionales que se encuentran fuera del país.

Debido a la importancia de tales funciones, la ley estableció expresamente ciertos resguardos destinados a velar por la transparencia del proceso eleccionario a partir del inicio del período de campaña electoral.

En ese sentido a todos los funcionarios que prestan servicios en el exterior en embajadas y consulados, les está impedido realizar, ejecutar o participar en eventos o manifestaciones públicas que tengan por finalidad la promoción o rechazo de alguna nominación o candidatura. Lo anterior incluye medios escritos, audiovisuales, electrónicos o mediante imágenes. Las infracciones que se cometan son consideradas como faltas graves al principio de probidad administrativa, y serán conocidas y resueltas por la Contraloría General de la República.

En el caso específico de los cónsules, la ley los designa como Presidentes de Juntas Electorales, correspondiéndole resguardar el proceso eleccionario respectivo dentro de la circunscripción electoral a su cargo. Dicha función debe ser ejercida brindando todas las garantías de independencia, transparencia e imparcialidad que un proceso electoral de este tipo amerita.

Con estas consideraciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha determinado que el Cónsul de Chile en Ciudad de Panamá, Cristián Jara; y el Cónsul de Chile en Mendoza, Juan Pino, dejen de cumplir funciones consulares, asumiendo dichas tareas otros funcionarios diplomáticos situados en Ciudad de Panamá y Mendoza, respectivamente. Ambos diplomáticos del Servicio Exterior de Chile serán reasignados a otras funciones.

Esta situación ya fue comunicada formalmente al Servel para que proceda a designar nuevos Presidentes de la Junta Electoral, tanto en Ciudad de Panamá como en Mendoza.

Otros procedimientos que sean aplicables están siendo estudiados por las Direcciones Jurídica y Administrativa.

La Cancillería seguirá resguardando rigurosamente el cabal y pleno cumplimiento de los estándares de transparencia e imparcialidad establecidos en la ley electoral en lo que respecta a sus funcionarios de acuerdo con la Constitución y la ley.