Crítica hizo pedazos a nueva película de "China" Suárez y Benjamín Vicuña

0
3

A la crítica argentina no le gustó nada la nueva película de Benjamín Vicuña y China Suárez, inspirada en el best seller del psicoanalista Gabriel Rolón.

El thriller “Los Padecientes”, estrenado el pasado 27 de abril, se trata de un detective  que resuelve complejos casos policiales gracias a conclusiones psicoanalíticas.

Según publica “La Segunda”, la crítica más fuerte vino del podcast de la revista Perro Hueso. “Hace mucho que no veía una película industrial argentina tan mala como ésta. Tiene cosas que parecen directamente paródicas como cuando Vicuña empieza a dar sus deducciones psicoanalíticas de la nada”, señaló Hernán Schell en el podcast de la web de la publicación.

Y agregó que “hay errores que me parecen groseros. Es imposible sentir empatía por un personaje tan perfecto como Vicuña, sumado a las actuaciones que son altamente penosas. No puedo creer que Vicuña y China Suárez actúen tan mal“, afirmó.

En el mismo audio, Federico Karstulovich dijo que la cinta “tiene un componente muy de nuevo rico, del que tiene acceso por primera vez a recursos que antes no tenía. Te pusieron guita encima. ‘Hay que ponerla toda, que se note en la puesta en escena’. Adquiere lenguaje de la publicidad, la mala literatura y tiene actuaciones sobreactuadas propias del teatro. Si hay algo que no está allí, es el cine”, sentenció.

Desde Revista Capital, Carolina Taffoni escribió que “los personajes son esquemáticos, son sólo títeres al servicio de la trama. En el mismo tono, los diálogos son acartonados y declamatorios, y además incluyen ‘reflexiones’ pretendidamente profundas. Sobre el final, la película se vuelve morbosa y previsible, y termina por derrapar cuando apela al morbo con escenas que intentan hacer referencia a “Ojos Bien Cerrados””.

Se suman a las malas críticas Juan Pablo Cinelli de Página 12, que habla sobre diálogos que “suenan artificiales durante casi toda la proyección y no existen muchos actores capaces de hacer sonar natural lo que no es”, y Diego Battle de La Nación, diciendo que “la película resulta una sumatoria de excesos y vueltas de tuerca no del todo convincentes”.

Fuente