Familia española da la vuelta al mundo en su casa rodante ahora están en Chile

0
3

18/05/2017 13:45:00
Salieron en julio del año pasado desde Andalucía y tienen en mente seguir así por un periodo de tres años. SoyChile.cl conversó con los viajeros y acá detallaron su experiencia.

Foto Nota
El 8 de julio del año pasado un matrimonio español junto a sus dos hijos, decidió dejar todo y partir a recorrer el mundo en su casa rodante. Sí, así tal cual. Aunque parece una historia digna de película o el sueño de muchos, ellos demostraron que con organización y planificación todo es posible.

Ahora después de más de 9 meses viviendo sobre ruedas y sumando experiencias inolvidables, llegaron a Chile y están en Santiago. SoyChile.cl conversó con Javier Fernández, quien junto a su esposa Natividad Ramirez, salieron con la idea de recorrer 49 países sin dejar de preocuparse por la educación de sus hijos mientras dan la vuelta al globo terráqueo.

Ellos están juntos desde hace 27 años y compraron su primer “motorhome” hace 10. Oriundos de Andalucía, al sur de España, desde entonces que la pasión por el viaje comenzó a despertarse y no se apagó con la llegada de sus hijos, al contrario. Hoy Carla tiene 10 años y Alejandro, 8.

“Esta fue una decisión que tomamos porque teníamos muchas ganas de hacer algo diferente. Queríamos tomarnos un tiempo de nuestra vida y viajar con nuestros niños y darles la oportunidad de conocer el mundo con sus padres. Para nosotros es la mejor herencia que le podemos dejar a nuestros niños“, señaló Javier.

El viajero de 44 años cuenta que eran miembros de una asociación de “autocaravanas” en España, donde siempre hacían “quedadas” los fines de semana junto al resto de las familias.

En ese grupo casi el 95% eran todos mayores a punto de jubilarse o ya jubilados, porque claro, viajar por el mundo es una cosa que uno no piensa hasta que ya tiene tiempo. Pero apareció esta familia loca joven con hijos pequeños que quería hacer lo mismo que ellos, entonces dijimos ¿por qué vamos a esperar a jubilarnos si más grande los niños tendrán sus novios, sus trabajos?. Ahora es el mejor momento. Además no sabemos cómo y en qué vamos a estar en esos años“, precisó.

Javi y Naty, como les dicen sus cercanos y en redes sociales, tomaron la decisión de emprender este rumbo pero planearon todo. Sus hijos no han dejado los estudios y lo hacen a través de la modalidad online, con un acuerdo que mantienen con el Ministerio de Cultura de España.

“Cuando ellos terminaron su etapa escolar el año pasado nosotros partimos, ahora pronto en dos semanas tendrán que rendir sus exámenes en la embajada para pasar de curso. Ellos están felices con esta experiencia”, sostuvo Javier.

La familia partió su travesía en Europa, donde recorrieron 18 países. Luego embarcaron la casa rodante en Bélgica hacia Sudamérica y mientras llegaba – se demoró un mes por barco – volvieron a España a pasar la Navidad y Año Nuevo con el resto de la familia.

Una vez en América del Sur, partieron en Uruguay, bajaron hasta Argentina y llegaron a Chile. Comenzaron por Punta Arenas, hicieron la ruta austral y han ido subiendo. A pesar que ahora están en la capital, se irán a Rosario, Argentina, para que sus hijos rindan los exámenes y luego volverán para seguir en territorio nacional. Anhelan llegar a San Pedro de Atacama.

La ruta seguirá hacia Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Centroamérica, Norteamérica, Canadá y quizás Alaska. Después piensan llegar al continente asiático, Australia y nueva Zelanda.

Queríamos que los pequeños conocieran el mundo y la cultura, para nosotros era un sueño y para ellos también y gracias a Dios estamos cumpliendo“, relató el papá de Carla y Alejandro.

Asimismo, también confesó que lo que más le gusta de Sudamérica es la gente, “son muy amables, muy simpáticos, no nos conocen y nos brindan su ayuda. Nos estamos involucrando con las familias de acá. Allá en Europa son más fríos y distantes”.

Javier dice que se supone que regresarán después de los tres años a España, pero no lo saben con certeza. “Se supone que volvemos, porque la verdad que esto nos está dando mucho que ver, que pensar y ¿por qué no seguir viajando?. La idea es volver, pero no descartamos quedarnos en algún sitio que nos haya encantado una vez que terminemos el viaje, ahí decidiremos… Quizás nos vamos a Chile a vivir porque la gente es tan amable”.

Cada día vivido en esta aventura la familia lo registra en redes sociales. Tienen cuenta de Instagram, Facebook y Twitter, además de un blog de viajes donde los niños son los protagonistas.