Fundación Adulto Mayor: "El Estado ha sido el principal discriminador"

0
4

Hace algunos días se dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad de Vida en la Vejez UC- Caja Los Andes, medición que cumplió una década desde su primera realización y que presenta la realidad que vive el adulto mayor en Chile.

En Mediodía en ADN, se analizaron varios aspectos de los datos. Entre ellos, que la satisfacción general del grupo etario ha aumentado un 16%; y quienes están satisfechos o muy satisfechos alcanzan un 73,2% en la actualidad.

Macarena Rojas, directora del Programa de Adulto Mayor, indicó los alcances de la encuesta. “En estos diez años de encuesta ha mejorado la calidad de vida de los adultos mayores. Por primera vez en los indicadores de salud, la gente que siente que tiene una buena condición de salud supera a los que tienen una mala calidad de vida”, señaló.

Sin embargo, Rojas enfatizó que “el tema económico, sigue siendo uno de los temas más bajos de la encuesta. Si uno va al detalle del resultado, hay grupos sociales donde hay que tener una especial preocupación”.

Juan Carlos Molina, Director Geriatra de la Clínica Meds y de la Fundación Adulto Mayor, indicó que “el gran aporte de la encuesta es empezar a visualizarlos, porque lamentablemente indirectamente se discrimina porque nadie quiere ser adulto mayor y se hace invisible”.

Dentro de ese punto, señaló que “el Estado chileno ha sido el principal discriminador de los adultos mayores en este país al no tener las políticas públicas adecuadas”.

Sobre la mejora en la satisfacción personal que señaló la encuesta, Gladys Fernández, del movimiento Marcha de los bastones, enfatizó que “no estoy de acuerdo de que estemos bien, basta ver ir a ver a las comunas vulnerables, donde hay que levantarse a las cinco o seis de la mañana con largas filas para agendar una hora en la asistencia médica, es difícil, ojalá pudiera ser la realidad pero no es así”.

Molina da soluciones que debe adoptar el Estado. “Envejecer es un privilegio dado por los avances científicos y sociales. Hay que desarrollar estrategias para que nuestros niños no teman tener canas y arrugas, sino que le teman  a envejecer mal, y esto va de la estructura de Estado para que ese privilegio de crecer no sea un motivo de discriminación, marginación, pobreza, discapacidad y de olvido”.

Fuente