Fundador de Wikileaks “Es una victoria importante, pero la guerra acaba de empezar”

0
1

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, celebró hoy la decisión de la Fiscalía sueca de cerrar la investigación contra él por un supuesto delito de violación y aseguró que, aunque es “una victoria muy importante, la guerra acaba de empezar”.

“Hemos conseguido una victoria importante hoy, tanto para mí como el sistema de Derechos Humanos de la Unión Europea, pero no se podrán olvidar los siete años de detención sin cargos que llevo (…). Todavía falta mucho por hacer, la guerra acaba de comenzar”, afirmó Assange desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres, en donde está recluido desde 2012.


Y añadió “el Reino Unido ha asegurado que me arrestará de todas formas, y Estados Unidos, la CIA y el Fiscal General estadounidense han dejado claro que tanto yo como otros miembros de Wikileaks no tenemos derechos y que nuestra detención es una prioridad”, señaló.

El periodista australiano, que también se congratuló por la “victoria importante” de la ex soldado estadounidense Chelsea Manning, quien salió de prisión el viernes después de siete años privada de libertad, dio las gracias “a Ecuador y a su gente” por haber estado a su lado “soportando una presión asfixiante”.

“Me gustaría darle las gracias a Ecuador, a su gente y a su sistema de asilo. Estuvieron a mi lado durante mi reclusión, soportando siempre una presión asfixiante”, subrayó Assange.

Assange, de 45 años, prometió además que la organización Wikileaks no sólo continuará con sus publicaciones sobre las actividades de la CIA en Estados Unidos, sino que las “incrementará”.

“Wikileaks seguirá publicando, de eso no hay ninguna duda, e intentaremos publicar todavía más (…). Las amenazas hacia mí, hacia mi persona y hacia la organización Wikileaks como editorial no serán toleradas”, dijo el australiano.

subir Ecuador reitera vigencia de asilo

En paralelo, el Gobierno de Ecuador reiteró hoy la vigencia del asilo concedido al australiano, según informó el canciller ecuatoriano, Guillaume Long.

“Ecuador reitera la vigencia del asilo concedido (a Assange)”, dijo Long en una rueda de prensa en la Cancillería, en la que insistió en la demanda de Ecuador a las autoridades del Reino Unido para que concedan “el salvoconducto que permita a Assange disfrutar de su asilo en Ecuador”, en lugar de su embajada en Londres.

Apuntó que la protección del Estado ecuatoriano “subsistirá mientras concurran las circunstancias que motivaron la concesión” del asilo, “en particular el temor de sufrir reales y potenciales actos de persecución política”.

El canciller indicó que la decisión conocida hoy de no imputar cargos contra el fundador de Wikileaks, implica “el sobreseimiento del caso” en su contra en Suecia, una decisión que Ecuador “celebra”, dijo.