Guionistas de Hollywood lograron preacuerdo y no habrá huelga

0
3

Ls fanáticos de las series y el cine pueden estar tranquilos. Este martes quedó claro que no habría huelga de quienes escriben las historias. El Sindicato de Guionistas y la Alianza de Productores de Cine y Televisión llegaron a un acuerdo inicial que será presentado el próximo jueves a votación de sus miembros para su aprobación.

El pacto se logró la medianoche del primero de mayo, cuando expiraba el anterior contrato colectivo. El sindicato contaba con la autorización de sus cerca de 13.000 miembros para ir a la huelga si no se lograba lo deseado. Los guionistas buscaban mejoras laborales que garantizasen una mayor contribución a su cobertura médica.

Los autores también quieren una mayor flexibilidad en sus excedentes, días libres por razones familiares, y sobre todo un acuerdo económico que se ajuste a los cambios vividos en la industria en los últimos años. Pasa que los guionistas, en lugar de producir series de 22 episodios, escriben 12 o menos para el cable o los sistemas streaming.


 

Ese cambio, bien recibido por actores, directores o productores, por el menor tiempo de su vinculación al proyecto, complicaba a los guionistas, quienes cobran por episodio. El vínculo seguía siendo el mismo, sin poder dedicarse a otros trabajos y obligados a colaborar sólo en una temporada televisiva al año.

Informa El País que el preacuerdo fue recibido con alivio en la industria. Hace una década la última huelga de guionistas se prolongó por cien días y las pérdidas en 2007 llegaron a los 380 millones de dólares. Otros hablan de 2.100 millones, incluyendo las pérdidas que tuvieron los negocios locales.

Aún se desconocen los pormenores del acuerdo, pero las primeras informaciones hablan que le costará a los estudios 156 millones de dólares anuales, 20 millones de dólares menos que los que pedía el Sindicato de Guionistas. Una cifra inferior a los 320 millones de dólares que cobraron en 2016 los jefes de los seis principales estudios, por los beneficios de la industria del espectáculo.


 

Fuente