Joven ruso fue encontrado culpable de incitar al odio religioso por jugar Pokemon Go en una iglesia

0
3

El bloguero ruso Ruslán Sokolovski fue condenado este jueves a tres años y medio de cárcel por cazar pokemones en una iglesia en la región de los Urales.

El joven de 22 años acordó la suspensión del cumplimiento de su condena y no irá a la cárcel si, durante un año, no comete ningún otro crimen.

Sokolovski fue declarado culpable de incitar al odio religioso por publicar videos en los que jugaba Pokémon Go dentro de templos y se burlaba del cristianismo.

El hombre fue detenido en septiembre de 2016 después de un video en el que decía que Jesucristo era “el pokémon más raro” y que no había conseguido capturarlo. Se grabó a sí mismo jugando Pokémon Go en una iglesia construida en homenaje a la canonización del último zar, Nicolás II, y sus familiares asesinados.

 

 

También dijo que decidió utilizar el juego virtual dentro de iglesias en protesta porque había visto noticias de otras personas que eran encarceladas o multadas con hasta medio millón de rublos (8.000 euros) por hacerlo.

La sentencia dictada por el tribunal de Ekaterimburgo, que permite al bloguero salir libre pese a la condena, fue recibida con una ovación en la sala de vistas. “Mucha gracias a todos por el apoyo que me habéis prestado”, declaró  el bloguero a la prensa después de la audiencia, que fue transmitida a través de YouTube.

Durante el juicio, Sokolovski se declaró inocente con el argumento de que no era violento ni un extremista. Aseguró que solo pretendía ganar dinero y hacerse famoso con sus videos, y no herir los sentimientos de los creyentes. La organización de derechos humanos Amnistía Internacional intervino en el caso y exigió la liberación del joven.

Fuente