Tope de agenda impide encuentro entre Presidenta Bachelet y Donald Trump en la Casa Blanca

0
9
SANTIAGO.- El lunes 8 de mayo llegó a la
Casa Blanca una carta enviada desde la Embajada de Chile en Estados Unidos, en la cual el Gobierno comunicaba a sus pares norteamericanos que a inicios de junio la Presidenta
Michelle Bachelet iniciaría una gira por ese país, la cual incluiría paradas en las ciudades de
San Francisco y Seattle.

En la misiva se establecía además el interés de Chile de concretar en Washington una reunión bilateral entre la Mandataria y su par estadounidense, Donald Trump, quien a fines de marzo llamó por teléfono a la jefa de Estado para manifestarle su interés de sostener un encuentro con ella “lo antes posible”.


Sin embargo, luego de semanas de trabajo conjunto entre ambos países para hacer calzar las agendas de los líderes, fuentes de cancillería confirmaron a
Emol que la cita no podrá concretarse, debido al escaso tiempo que existe para preparar la visita de la gobernante y a los compromisos internacionales y locales de su par de EE.UU.

De hecho, Trump iniciará este viernes su primera gira al exterior, la cual incluirá paradas por Arabia Saudita, Israel, Bélgica e Italia y se extenderá por nueve días. Su regreso se espera para el 28 o 29 de mayo, la misma semana en la que Bachelet pretendía ir a la costa oeste norteamericana.

Ante este escenario, desde La Moneda aseguran que la jefa de Estado habría decidido no pasar por EE.UU. y reprogramar su visita para otra ocasión, ya que en general considera una “descortesía” estar presente en un país y no visitar al Presidente local o a sus principales autoridades.

La idea inicial era visitar San Francisco el 3 de junio, en donde participaría en un encuentro entre empresarios locales y la Sofofa. Al día siguiente, Bachelet realizaría una serie de actividades de conmemoración de los 10 años del acuerdo de cooperación entre Chile y California, y el 5 o 6 de junio iría a Washington para la cita con Trump.

No obstante, esa agenda está descartada en este momento. La única opción de pasar por EE.UU. es concretar la visita a la capital del Estado de Washington, Seattle, donde se busca repetir el convenio realizado con California en 2008, pero todo quedó en stand-by por parte del Ejecutivo.

La idea de generar el encuentro Bachelet-Trump se había reactivado tras la reunión del 5 de mayo entre el canciller Heraldo Muñoz junto a su par estadounidense,
Rex Tillerson. Por ahora, ante las dificultades actuales, se estaría pensando en realizar la cita en septiembre, aprovechando la realización de la Asamblea General de la ONU.

Cabe recordar que el jefe de Estado norteamericano ya recibió en la Casa Blanca a dos vecinos de Chile: Al Presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynsky, y a su par de Argentina, Mauricio Macri, encuentro que se concretó a fines de abril.

Reunión con Trudeau


Lo único que sigue en pie y a firme es la visita de Estado que realizará Bachelet a Canadá, país en el cual sostendrá un encuentro bilateral con el Primer Ministro,
Justin Trudeau, quien ha sido reconocido internacionalmente como el
“lado opuesto” a lo mostrado por su vecino estadounidense.

Para la Mandataria, se trata de un líder con el cual comparte ideario en temas como la despenalización al aborto, el impulso al matrimonio igualitario, el respeto hacia la comunidad LGTB y su marcado apoyo a la igualdad de género. De hecho, Trudeau prometió gabinete paritario y se ha mostrado “orgulloso de ser feminista”.

La fecha de la cita entre Bachelet y Trudeau aún está no está confirmada, pero sería la primera semana de junio. Actualmente, un equipo de Presidencia se encuentra en Canadá preparando los detalles de la visita, la primera de un Presidente chileno tras la que realizó Sebastián Piñera en junio de 2013.

Las relaciones bilaterales entre Chile y Canadá cumplieron el año pasado 75 años, las cuales han estado marcadas en los últimos años por el éxito del Tratado de Libre Comercio suscrito entre ambos países en 1997, el cual durante el año pasado generó un intercambio de $2.4 mil millones de dólares canadienses.