Tres semanas demorará reparar el reloj de flores de Viña del Mar #CooperativaEsNoticia

0
2

Tres semanas se demorará la reconstrucción del tradicional Reloj de Flores de Viña del Mar, ícono que este viernes fue destruido con la caída de un pino de 25 metros de altura.

El tradicional reloj poseía un seguro, por lo que la empresa mexicana encargada de su reparación comenzará prontamente a trabajar en las piezas para su reposición.


La alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, llegó durante la mañana a ver los daños y emocionada señaló que “es conocido en todo el mundo, el Reloj de Flores es una tradición, por algo fue el reloj más lindo del mundo”.

“Yo creo que hoy va a venir mucha gente a ver, porque uno puede ver las cosas pero estar aquí mismo en realidad es impresionante. Una es humana, qué le vamos hacer, son cosas a las que uno le tiene mucho cariño”, comentó entre lágrimas.

Pese a que los vientos y lluvia no fueron tan intensos, las primeros antecedentes indican que el terreno estaba suelto lo que facilitó la caída.

Imagen foto_00000002
La alcaldesa fue a ver los daños que sufrió el reloj (Foto: ATON).
subir Tres semanas para su recuperación

El costo del recambio es de aproximadamente unos 50 millones de pesos, dinero que no saldrá de las arcas municipales, ya que el reloj contaba con un seguro contratado.

Eso sí, existe una logística necesaria antes de volver a instalarlo, ya que se deben retirar escombros, luego revisar la losa donde se colocará el reloj, pues se debe determinar si está en condiciones de ser utilizada nuevamente.

También se debe colocar el mecanismo y las 6.000 flores con las que contaba, por lo que el proceso se demorará por lo menos tres semanas, como lo expresó el director de Obras de Viña del Mar, Patricio Moya.

“Hay seguros comprometidos efectivamente, la evaluación la vamos a concluir por lo menos en dos días más, todo el sistema mecánico es complejo, es un sistema de engranaje de mucha precisión. Todo el sistema superficial que se ve, el minutero y el horario, como quedaron destruidos, ya se puso la orden y a las 09:00 horas los mexicanos empezaron a fabricar los punteros”, dijo Moya.

“Paralelamente vamos a ir trabajando el tema del motor, el tema  de la losa nos preocupa que pueda estar fracturada, pero el compromiso nuestro es que en tres semanas lo tengamos totalmente habilitados”, añadió el funcionario municipal.