La brígida historia del “diablo” que se convirtó en “ángel”

0

19/06/2017 – Autor: Carlos Escobar

Miguel Valdivia se define como un “diablo” que le hizo hasta al azufre en su juventud. Las huellas de sus actos están marcadas en su cuerpo, con cicatrices por cortes de arma blanca o heridas de bala que fácilmente pudieron provocarle la muerte.

Durante 30 años estuvo alejado de su familia y seres queridos por sus adicciones al copete y las drogas más cochinas. Pero hace 18 abriles decidió ponerle el corcho de forma definitiva a las garrafas y decirle nunca más al vicio para iniciar una nueva vida.

Para desintoxicarse y olvidar el mal camino, se allegó a la iglesia y empezó a seguir la palabra del Pulento. Pero su idea era trabajar más que leer la Biblia y pegarse en el pecho. “Empecé a salir en las mañanas a La Vega, a repartir pancitos y café a los más necesitados. La hice con pequeñas donaciones y así fui creciendo”, contó el hombrón.

A PURO ÑEQUE

Con harto esfuerzo y las ganas de sacar adelante a quienes cayeron en la droga y el copete, Miguel Valdivia logró el apoyo del Arzobispado de Santiago y levantaron la Fundación Cristo de la Noche, con varios centros de acogida en la comuna de Renca.

“Con la ayuda del Señor recibimos a todos los que se encuentran en situación de calle o no tienen qué comer. El único requisito para capear el frío de la noche y degustar un plato caliente de comida, es “no andar puesto”, soltó a La Cuarta el ángel de los necesitados.

– ¿Hace alcotest pa’ cachar si están con la pipa?

– Uno que es viejo y anduvo en la volá cachá al tiro si vienen doblados o en la Luna. Los miro y ya sé.

– ¡Es cierto que hasta el Papa conoce su labor?

– Sí, poh. Incluso me envió de regalo la Cruz del Apóstol Santiago, que se le entrega a personas que han hecho importantes cosas por el prójimo.

– Sufrió harto pa’ hallar la luz divina…

– La verdad es que sí. Lamento mucho el daño que le hice a muchos en el pasado e incluso a mis padres, por no haberlos aprovechado.

– ¿Tan choro era?

– ¡Tss! Yo le hice a todo y donde había pelea, ahí estaba tirando combos.

– ¿Cree que el Pulento le dio una segunda oportunidad?

– Sí, de hecho te contaré una infidencia. Cuando yo andaba loco por la vida, un doctor me dijo que no usara más gorrito, porque mis espermios estaban fundidos por tanto copete y drogas. Tiraba puro aire…

– Chuuuu

– Pero cambié y tuve una nueva oportunidad de vivir. Y ahora tengo una linda niña de 11 años.

DE DIABLO A ÁNGEL

– ¿Es cierto que tiene un auto y recorre las calles a lo Padre Hurtado?

– Sí, ahí salimos a buscar gente en situación de calle que quiera salir de la droga y necesite un techo pa’ pasar la noche.

– ¿Y da para tanto?

– Tenemos tres centros en Renca y esperamos abrir uno en Conchalí, para los inmigrantes que estén en la calle.

– ¿Oiga y cómo subsiste el hogar?

– Recibimos donaciones de la gente e igual nos ayuda la iglesia. Pero falta. Si alguien quiere ayudar, puede llamarnos al 226415924 ó al celular +56977701565.

– Ahí pasamos el dato, socito.

Source Link