Lo dice la ciencia las decepciones amorosas rompen el corazón (literalmente)

La clásica frase “me rompió el corazón”, ya no es una metáfora. Una investigación publicada en en el Journal of American Society of Echocardiograph explica que cuando una persona vive emociones fuertes, como la pérdida de un ser querido o una decepción amorosa, algunos sectores del órgano sufren pequeñas heridas, haciendo que el músculo pierda elasticidad y que no se contraiga de manera correcta.

Según se informa en La Vanguardia, dicha patología se llama “la miocardiopatía de Takotsubo” o popularmente llamado “Síndrome del corazón roto”.

Read the full article...